sábado, 10 de septiembre de 2011

LAS TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD Y EL PUNTO DE VISTA DEL DESARROLLO


En primer lugar, las teorías de la personalidad se interesan en la investigación y descripción de aquellos factores que en su conjunto hacen al individuo, para poder comprender su conducta e intentar predecirla.

Para Freud, la personalidad se va desarrollando a través de etapas que ocurren en la infancia, que tienen una función biológica como centro y plantea que los acontecimientos que se llevan a cabo en éstas fases pueden ser determinantes en la formación de la personalidad del ser humano.

Por otro lado, Allport formula que: "De un recién nacido, difícilmente se puede pensar que tiene una personalidad, pues le falta la organización característica de los sistemas psicofísicos”. Aunque, otros autores afirman, que la personalidad comienza en el momento del nacimiento y podría decirse que el bebé tiene una personalidad en potencia, ya que algunas capacidades y características, están ciertamente destinadas a desarrollarse.

Dentro de este orden de ideas, cabe señalar las teorías centradas en la personalidad y sus principales aportes:

En la teoría psicoanalítica Freud maneja tres instancias: El ello, el súper yo y el yo.

·         El Ello. Constituye el polo pulsional de la personalidad. Contiene las pulsiones inconcientes, en parte innatas y en parte reprimidas. El Ello es totalmente inconciente.

·         El Súper Yo. Se forma por la interiorización de las exigencias y prohibiciones parentales. Su tarea es comparable a la de un juez respecto al yo. Son funciones del Súper Yo la conciencia moral, la autobservación y la formación de ideales. El Súper Yo es el asiento de los valores, la discriminación entre lo que está bien y lo que está mal. Es, por ende, una instancia netamente cultural y tiene "partes" concientes, preconcientes e inconcientes.

·         El Yo. El núcleo del Yo se asocia al sistema percepción-conciencia, pero no se limita a eso, dado que Freud adjudica al Yo la tarea defensiva de la represión; y la represión es inconciente.
Si bien es una instancia que se exhibe como mediadora y como representante de los intereses de la totalidad de la persona, Freud puntualiza que la autonomía del Yo es ficticia.

Por otro lado, el Conductismo nos menciona que existe una interacción entre la persona y el ambiente, en este proceso, la influencia de los estímulos ambientales dependerán de cómo los interpreten los seres humanos. Por lo que, se define que la conducta es propositiva, puesto que cada persona es un agente activo, competente para mediar su conducta y ser capaz de conocerse a sí mismo y al mundo externo.

Ahora bien, en la Teoría Humanista, se entiende que el ser humano presenta una actitud innata hacia el desarrollo y su ideal máximo es la satisfacción de las necesidades para realizarse en la vida. Rogers describe un elemento central de la personalidad, que él denomina el sí mismo, una configuración organizada de las percepciones del sí mismo que son admisibles en la conciencia.

Se evidencia entonces, que el niño se diferencia del adulto en que ciertas funciones, ciertas estructuras, no han alcanzado su perfección; pero en cada etapa de su desarrollo presenta, sin embargo, una organización de conjunto. Se puede hablar de la personalidad del niño de 3 años, en función de sus intereses del momento, de sus aptitudes, de las tareas que se le encomiendan, realiza un estilo de conducta, un modo coherente de resolver los problemas que su supervivencia y su bienestar le plantean.

Para terminar contestemos ¿Ser uno mismo diferente de los demás, fiel a su propia imagen, a su papel, a sus actitudes, se debe a la maduración de los aparatos orgánicos y a una disposición funcional ligada a las relaciones entre el individuo y los que le rodean? O ¿No será también conformarse con lo que la sociedad espera del individuo y, sobre todo, con una imagen del individuo que la sociedad impone?

2 comentarios:

  1. Buen día:
    Al hablar de personalidad, es muy importante considerar que en los recien nacidos la primera instancia es el ello o la parte instintiva y que poco a poco va conformando elementos para la construccion de super yo, por eso la formacion del autoconcepto y el conocimiento de sí mismo dara pie a una solida conformación de la personalidad adulta de los niños.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. En el desarrollo de la personalidad existen diversos factores los cuales influyen en su formación, los factores pueden ser internos como externos, ya que con forme el niño va creciendo y va adquiriendo conciencia es capaz de ir corrigiendo lo malo y lo bueno según su criterio, al mismo tiempo le ayuda para ir auto conocerse y con ello fortalecer o modificar su personalidad.

    ResponderEliminar